17 de agosto de 2014

Como la vida misma, 2

La chica pequeña y dulce dice, no tanto para los hombres que la flanquean como para el éter:

-Tengo que preparar una habitación para la modelo y luego tengo que venir por el alemán...

No hay comentarios: