4 de junio de 2014

Está ahí

"BIDDLE: [...] ¿Qué alimentó vuestra amistad desde el 6 de diciembre de 1941, durante los 27 años siguientes?

LAX: Mi primera impresión [de Thomas Merton] aquel día en el almuerzo. No sé. Creo que algo que compartíamos era lo que se podía expresar con palabras y que estábamos expresando con palabras. La comunicación era realmente esencial. Afortunadamente, mucha era verbal.

BIDDLE: ¿Así que estas cartas eran vuestra forma de expresar amistad y amor?

LAX: Eso es, creo que era así realmente. Alguien me preguntó cómo me sentía después de que Merton muriera. Dije que desde luego sentía que había perdido un corresponsal. No es que hubiera perdido un amigo, porque sigo sin sentir eso. En ese sentido, está ahí, el amigo está ahí. Pero, como corresponsal, es difícil llegar a él".

When Prophecy Still Had a Voice.
The Letters of Thomas Merton & Robert Lax,
edición de Arthur W. Biddle. La traducción es mía

Lax caracteriza mejor que nadie este lado de la posteridad. Quizá solo leer el libro entero da idea de lo emocionante que es su afirmación.

No hay comentarios: