20 de diciembre de 2013

Lo que la paternidad me ha enseñado sobre Parménides

WILLIAM: Papá, ¿por qué hay tantas cosas?
YO: ¿Quieres decir por qué hay tantas cosas diferentes, o por qué hay tanta cantidad de cosas?
WILLIAM: Por qué hay tantas cosas diferentes.
YO: ...
WILLIAM: Ya sé. Porque si no hubiera tantas cosas habría muchos problemas. Si no hubiera sol, no tendríamos calorcito. Si no hubiera agua, tendríamos sed. Si no hubiera coches, no podríamos ir rápido a los sitios. Si no hubiera calles, no podríamos ir en coche.

16 de diciembre de 2013

Maximizar

Con lo que hacen los directores de orquesta con una sola batuta, imaginar cómo sonarían con dos.