22 de enero de 2013

Año nuevo, sigo sin ir de buena persona

Cuando era pequeño, tenía una edición ilustrada del Quijote, y acabo de caer en que el churrero de la Plaza de Mariano de Cavia es igual que el dibujo de Tomé Celial. Aunque me atreviera a publicar una, la churrería tiene un cartel que prohibe las fotografías. Estoy seguro de que mucha gente ha querido retratar esa nariz "tan grande, que casi le hacía sombra a todo el cuerpo", y ha acabado por herir la sensibilidad del maestro churrero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si es Celial a lo mejor es chulelo... Creo que debe ser Cecial y... churrero. Respecto de este, cabría hacer una comprobación, ¿serán desmontables sus narices?