16 de abril de 2012

Más Chesterton

Me entran escalofríos cada vez que leo "Lady Diana Wales" en "The Curse of the Golden Cross" (The Incredulity of Father Brown, 1926). Como cuando salen las Torres Gemelas en una película (anterior a 2001; no vale, por ejemplo, el manierismo de Gangs of New York), pero más macarra.