6 de diciembre de 2011

Capas de ansiedad, 2

Que te sirvan un milhojas, y contarlas una a una para asegurarte de que, efectivamente, hay mil hojas.

No hay comentarios: