24 de noviembre de 2011

¿A alguien le suena?

"Su existencia oficial era tan corriente y monótona como la de un empleado de la City. [...] Mantenía ojos y oídos bien abiertos y redactaba largos informes que estaba convencido que no leía nadie, hasta que una vez se le escapó inadvertidamente una broma en uno de ellos y recibió una severa reprimenda por su ligereza."

William Somerset Maugham, "El traidor", traducción de Raquel Luzárraga Alonso de Ilera 

Maugham habla de un espía, pero podría estar hablando de los diplomáticos.

No hay comentarios: