14 de agosto de 2011

Viajar

Cuando la inflación está por encima del 15%, es como ver crecer a un niño ajeno. Pierdes de vista los precios durante un par de meses, y cuando vuelves, dices: "Mira cómo han crecido. Qué grandes están".

1 comentario:

Cecilia dijo...

:D