1 de noviembre de 2009

Wallace Stevens cañí

El único emperador es el emperador a la plancha.

1 comentario:

clique dijo...

ya... ¿y de postre, qué ponemos?