23 de mayo de 2007

Narcisismo de las pequeñas coincidencias

El barón de Charlus visitaba exposiciones de retratos para ver si alguno de los sujetos se parecía a alguien que conociera -o por lo menos así lo recuerdo yo; si no era el caso, debería-. Yo leo todas las listas de agradecimientos en libros, discos y películas, por si conozco a alguien y para ver quién es amigo de quién. Por cierto, hay sorpresas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que la elaboración de una lista de agradecimientos se parece a la elaboración de una lista de invitados a una boda.

Mr. Froy dijo...

io faccio lo stesso, guillermo. pozí.

Bartleby dijo...

Bien, en un libro de hace unos años en el que se recopilaban entrevistas y articulos sobre Tom Waits, Marc Montandon, en su calidad de... editor, o recolector, se marcaba cerca de una página y media de agradecimientos. En posicion destacada, aparecía una tal Heather Chaplin.
También saludaba a una niña llamada Oona, de quien decía que era la mejor sobrina que podía tener.
Hace cosa de quince días, vi una entrevista con Geraldine Chaplin, en la que decía estar muy contenta de su última película (pese a tener toda la pinta de ser un bodrio), porque había podido arropar en su debut a su hija, Oona Chaplin.
Estoy bastante orgulloso de haber hilado todo est, pero la verdad, dudo incluso que te parezca curioso a ti.