20 de mayo de 2007

Guy Debord, versión 2007

A veces intento imaginar lo que Guy Debord pensaría de las sociedades desarrolladas contemporáneas. En 1967, cuando publicó La sociedad del espectáculo, estaba asqueado ante la falta de autenticidad de la vida, y desde entonces, las cosas han ido a peor: identificado el espectáculo, se explota en sus propios términos. Hoy, un artículo del New York Times sobre las conmemoraciones del Verano del Amor dice literalmente: "En contraste con lo que ocurrió entonces, las actividades de este verano serán eventos para espectadores y no participativos, recreando el Verano del Amor como algo que se ve, no algo que se hace. Habrá localidades cómodas y refrescos". Un programa de actividades extraído casi literalmente de la obra de Debord.

1 comentario:

anag dijo...

la comodidad es importante.