26 de abril de 2007

Hay que recoger

Según un artículo del Times de hoy, el 75% de los habitantes de Londres no se agacharía a recoger un penique del suelo. No puedo aconsejarlo: sé por experiencia propia que las monedas que uno no recoge son precisamente las que luego le faltan a la hora de pagar: si no recoge 2 céntimos, le faltarán dos céntimos, etc.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vaya, a mí me pasa lo contrario. Cada vez que pago un café de máquina, trato de deshacerme de todos los céntimos que llevo en el monedero, lo cual nunca hace gracia a los que están detrás mía en la cola.
Pero no sé qué pasa, que cada vez que voy a hacer fotocopias en una máquina, me faltan céntimos.