7 de febrero de 2007

Hablando de oído

Pensando en aquello, puedo añadir un ejemplo: reducir los costes al máximo es casi exactamente lo mismo que reducir los costes al mínimo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sí.
Pero no, si hay un mínimo y un máximo.