11 de febrero de 2007

Condicionamiento

Vaya por delante que la historia de los dos esqueletos abrazándose que se han encontrado en Mantua me conmueve -casi a mi pesar-. Pero, al ver la foto, ¿cuánta gente se habrá preguntado inmediatamente quién es él y quién es ella, sin imaginar otras posibilidades?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Te refieres a que podría ser una pareja homosexual? Con un análisis del esqueleto se sabría si eran hombres o mujeres. Aun así, y aunque ambos fueran del mismo sexo, podían ser hermanos, amigos, madre e hija, tía abuela y una prima, o enemigos reconciliándose a través de un abrazo, etc., etc.
De todas formas, ¿quién no proyecta sus deseos en aquello que ve? Recuerdo que mi impresión cuando lo vi en las noticias era la de un parón del pensamiento, silencio y ternura.

anag dijo...

tampoco entiendo el por qué de lo emocionante.Mucho culto al amor y a la ternura, yo pensaría que han sido víctimas de una glaciación y han buscado como animalitos que somos, el calor.
Opto por el frío.

Anónimo dijo...

¡Ja, ja! Bueno, no es culto (al menos por mi parte:-) El culto no es una cosa espontánea, ¿no?... Opto, definitivamente, por el calor (pero me intriga el frío que mencionas).
Por cierto, ¿te irrita lo de "paladín" por el significado de la marca? (1. Caballero fuerte y valeroso que, voluntario en la guerra, se distingue por sus hazañas. 2. Defensor denodado de alguien o algo, según el DRAE). En los anuncios que he visto, sale siempre una mujer guapísima bebiéndose a sorbos al paladín, así que me pregunto si el efecto sería el mismo si el anuncio fuese protagonizado por un hombre.

Anónimo dijo...

Pensándolo bien, otra posible razón para entender la irritación: el nombre no tiene sentido porque el dulce se detecta con las papilas gustativas que están en la punta de la lengua y no en el paladar...

Anónimo dijo...

Vaya, no me quito la realidad paralela del "paladín" de mi cabeza. El mensaje tiene que ser más sencillo. Algo así como "Paladín a la taza": una taza, una tacita de porcelana muy mona, paladín, palacio, tacita stilo rococó... "Toma el paladín a la taza y te sentirás como una... ¿princesa?"
Bueno, tengo que reconocer que la textura del chocolate me cautivó en su momento, y cuando preparé el dichoso paladín en el micro (hace una tira de años), salió una cosa del color cola-cao con grumos, y no tan... rica como ESPERABA. (Tuve que añadirle azúcar.)