30 de enero de 2007

Extraña forma de vida

En la calle Gravina de Madrid. La fotografía es mía.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es un cruce entre Diplodocus y Pokémon.