24 de febrero de 2006

La nueva generación de agencias de contacto

Serie Grandes ideas de negocio, número 3

Si usted es español, es probable que no conozca mucha gente cuyo nombre o apellido empiece, por ejemplo, con K, así que su agenda tendrá vacía la sección correspondiente.
(Vale también para las de la W, la X, la Y y, ya puestos, la Z.) Puede que ese desequilibrio le importe, o puede que no. Pero, si a usted le importa y hay muchos como usted, hay grandes oportunidades para una agencia que le presente a Karl Karlsson, Kim Kimball y Kurt Kurtz.

15 de febrero de 2006

Éste fue a por huevos, etcétera

Los números sólo son dígitos para los que cuentan con los dedos.

7 de febrero de 2006

Pechblenda

Hay palabras cuyo significado no está a la altura de su promesa. Son palabras malgastadas, oportunidades perdidas. Ya era bastante malo lo que el diccionario de la Real Academia decía del gallipato:

De gallo y pato.
1. m. Batracio del orden de los urodelos, que alcanza unos 30 centímetros de largo: tiene dos filas de dientes en el paladar, comprimida la cola, y las costillas horadan la piel y se hacen salientes a voluntad del animal. Vive en los estanques cenagosos y en las fuentes.











Era decepcionante, pero seguía siendo un animal; quizá no era la bestia fantástica que uno podía imaginar, pero, al fin y al cabo, sí un ser bastante notable. Lo que es una auténtica pena es lo de la pechblenda:

Del al. Pechblende.
1. f. Min. Mineral de uranio, de composición muy compleja, en la que entran ordinariamente varios metales raros y entre ellos el radio.

La pechblenda debería ser otra cosa, quizá una maniobra militar insuperable con mucha artillería, varios caballos y un movimiento envolvente. Debería ser cualquier otra cosa.